How to make music without music theory

Grandes músicos en la historia como Jimi Hendrix, James Brown o Benny Moré no solo podían tocar y componer sin saber teoría musical o solfeo, sino que inventaron lenguajes musicales revolucionarios que sentaron las bases de grandes géneros musicales contemporáneos

lunes, 11 de abril de 2011

7 simples pasos para comenzar.

Para componer o interpretar música probablemente necesites de muchas cosas. A lo mejor tengas que pagar por algunas de ellas (un instrumento, algunas clases, software de grabación, edición, etc.) pero también podrías contar con todas ellas y aún así ser incapaz de hacer música.

Dejame recordarte que en la música como en la vida existen cosas esenciales y cosas accesorias. Y te diré un secreto: lo esencial en materia de hacer música está ahora mismo en tu cabeza y corazón. Todo lo demás, así sea un estudio de grabación de $20,000 son cosas accesorias. Y una cosa más: cuando encuentres la canción, esa que has estado buscando y que siempre ha estado dentro de tí, esa que miles de personas querrán escuchar, es muy probable que todo lo accesorio necesario para materializarla lo obtengas gratis!

Déjame compartir contigo 7 acciones que me han ayudado a comprender lo esencial, lo intangible, lo realmente valioso a la hora de hacer música. Veamos:



1. DECIDE. Parece trillado, pero en realidad si no has decidido que quieres hacer de la música una forma de vida que te llene de felicidad, será muy difícil para tí poder hacer música.

2. ESCUCHA. Comienza a escuchar música, tanto la que te encanta como la que aborreces. Observa cómo reacciona tu cuerpo y tu estado de ánimo ante cada canción: ¿Te pones triste? ¿Eufórico? ¿Sientes náuseas? ¿Mueves los pies? ¿la pelvis? ¿la cabeza? ¿hacia adelante y atrás o hacia los lados? Te confieso que cuando escucho Natalia Lafourcade, en ciertas notas en particular, se me hace un nudo en la garganta. Cuando escucho Andrés Calamaro me dá por mover la cabeza de un lado a otro, pero cuando es Kinky muevo la cabeza como "diciendo sí". Haz que todo sonido que escuches penetre cada fibra de tu ser y trata de definir en palabras lo que eso te hace sentir. ¿Todo esto para qué? Profundizaremos en eso más adelante, pero probablemente tú mismo postearás la respuesta en este blog.

3. ¡DISFRUTA! Desarrollar tu sentido musical es una aventura. ¡Disfrútala! Es increíble, pero para mucha gente ser músico es motivo de estrés. Siento decirte que si hacer música te estresa no llegarás muy lejos. Por ejemplo, lo mío es el rock latino y me encanta la música alternativa, pero en cierta ocasión tuve la oportunidad de tocar música norteña durante un largo período de tiempo. He de admitir que no es mi música preferida, pero puedo decirte que en cada concierto siempre hubo razones para sonreír y aprendí mucho de eso. Comienza ya a disfrutar de todas tus experiencias musicales, exprímelas y nútrete de cada una de ellas, aún cuando no es lo que tu esperas.

4. RESPETA. Definitivamente existe música que no es de nuestro agrado. A veces odiamos canciones que son hits mundiales y suenan por donde quiera que vayamos. Nos ha pasado a todos los que hacemos música, y para quienes ya hacemos canciones puede ser motivo de frustración y rencor hacia el mundo. Nos preguntamos ¿qué pasa con la gente? ¿Por qué les gusta esto? Y te digo, hay miles de músicos que sucumbieron ante esta frustración. Déjame quitarte un peso de los hombros: la frustración y el sufrimiento son opcionales. Ahora mismo tú puedes decidirlo y decir ¡momento! esta canción me parece fea, pero ha logrado conectar con millones de personas alrededor del mundo, y eso me exige respeto. La respeto y sé que puedo aprender de ella. Te aseguro que con este simple cambio de actitud el sufrimiento se irá y vivirás la música de una mejor forma.

5. COMPARTE. Como lo dijimos en la entrada anterior, la música es un lenguaje humano y por lo tanto no tiene sentido si la vives encerrado en una burbuja. Probablemente tú toques heavy metal y coincidas en algún evento social con un guitarrista de bachata. Tienes dos opciones: alejarte rápidamente con temor a que algún amigo te haya visto cerca de él, o acercarte y compartir experiencias musicales. ¿Qué ampli usas? ¿Cómo distribuyes tu música? ¿Ese es tu disco? ¿En serio, me lo regalas? ¡Gracias! Si compartimos música con todo el mundo viviremos la música en abundancia.

6. IMITA. Digamos que ya decidiste, escuchas, disfrutas, respetas y compartes música. Es momento de copiar. Canta la canción de tu artista favorito en el karaoke. Saca ese lick del guitarrista que tanto te gusta. Repasa ese fill de batería. Cada canción hecha en el mundo es un escalón que tu puedes usar para tu crecimiento musical. En ese sentido es muy importante que "no saques las notas." Debes sacar el sentimiento, el feelin, el groove de esa canción, la carga emotiva completa, su esencia. Te daré una clave que tiene que ver con la acción 3: Disfruta tu interpretación. Si te estresas por querer sonar como Van Halen estas perdiendo el camino y probablemente no lo logres. Ten paciencia y diviértete. Cuando logres extraer eso de canciones de otros, (despreocúpate, no es necesario sonar exactamente igual) estas listo para el siguiente paso.

7. CREA. Todos los inputs que has logrado en este recorrido son suficientes para que comiences a crear. La gente puede disfrutar escucharte cantar como Shakira (seas hombre o mujer, actualmente se ve de todo) pero te aseguro que también disfrutará escuchar lo que tú tienes que decir. Puedes empezar haciendo variaciones de las canciones que imitabas: Shakira hace estas notas, pero yo lo habría hecho de esta forma. Eric Clapton toca el lick en el cuarto traste, pero me parece que suena mejor más arriba... haz cambios, experimenta con lo ya hecho y de pronto te encontrarás haciendo cosas nuevas. Por último intenta crear algo totalmente nuevo. Ese es tu clímax creativo, el punto al que queríamos llegar.

Quiero decirte algo más: la música es muy extensa y no todo músico necesita componer canciones para ser creativo en ella. Recuerda que existen compositores pero tambien existen intérpretes y una cosa no desmerita a la otra. Si decides ser intérprete, tu tarea es crear un estilo, y eso es igualmente importante. Cantarás una canción hecha por alguien más, pero con un estilo y una carga emotiva que sólo tú eres capaz de dar. Tú puedes ser esa voz, esa guitarra o esa trompeta que el compositor ha estado buscando para su canción. En la música todos nos complementamos.

Más adelante te daré nuevos tips, ejemplos y más información sobre cómo vivir la música más allá de la teoría. ¡Que la teoría no te limite!

4 comentarios:

Ander dijo...

llegue por curiosidad al ver un mensaje tuyo en mi blog, y vaya tu si que eres profesional en esto. y bueno quería dejarte una saludo y felicitarte por tu estupendo blog.

Juan Manuel dijo...

excelente esta propuesta!!!

Anónimo dijo...

carajo estoy totalmente paralizado poque lo lei todo y me hizo quedarme sin aliento es estupendo y ame que escribieras sobre esto
es perfecto me has ayudado lo suficiente y tapaste miles de dudas que tenia gracias por eso...

Arturo Lee dijo...

carajo es demaciado bueno para ser cierto pero lo que has escrito me ha dejado sin aliento y completamente inmovil es perfecto es maravilloso que escribieras sobre esto
me has ayudado a responder demaciadas dudas que tenia y si tenia miedo de segui este camino de la musica ahora eres el que me ha salvado me has ayudado mucho gracias encerio