How to make music without music theory

Grandes músicos en la historia como Jimi Hendrix, James Brown o Benny Moré no solo podían tocar y componer sin saber teoría musical o solfeo, sino que inventaron lenguajes musicales revolucionarios que sentaron las bases de grandes géneros musicales contemporáneos

martes, 12 de abril de 2011

Entendamos la música: El Ritmo

El ritmo es la forma en que las notas musicales se distribuyen en el tiempo... bleeh...

¡El ritmo es mucho más que eso! El ritmo es, ni más ni menos, la primer manifestación musical en la historia de la humanidad.

Desde sus inicios, el ser humano trató de imitar los sonidos de la naturaleza. Las gotas de agua, el trueno, las aves. Entonces comenzó a percutir sobre objetos, es decir a golpear cosas con sus manos u otras cosas (palos, piedras, etc.) Luego descubrió que si hacía esto a intervalos de tiempo regulares la cosa se ponía interesante. Y de seguro vio de pronto cómo su mujer movía las caderas al compás de su tambor y eso fué el clímax...

Somos ante todo seres rítmicos, porque el ritmo es nuestra fibra musical básica y ancestral. Si lo tuyo es el jazz y las melodías complejas, de seguro has notado que la gran mayoría de la gente no entiende de eso, pero que fácilmente puede mover un pie o su cabeza al ritmo de la batería de tus canciones.

 Pues bien, entremos en materia: ¿Cómo puedo desarrollar mi sentido del ritmo?


Todos como humanos que somos sabemos llevar un ritmo. Pero es un hecho que hay gente más rítmica que otra. Si eres de los que prefiere quedarse sentado en la fiesta viendo como tu pareja baila con uno, y otro y otro más, probablemente tienes al igual que yo, un menor sentido del ritmo. Déjame hacerte un par de recomendaciones al respecto.

1. ¡Muévete! Un pie, el otro, ambos, tu cabeza... mueve alguna parte de tu ser al ritmo de tu música preferida, tratando de vivir el ritmo como una experiencia físicamente agradable.

2. ¡Baila! Puedes tomar clases, ver videos de baile en youtube o al fin dirigirte a el (o la) papanatas que baila con tu pareja y decirle que puede tomar asiento, es tu turno. Además de experimentar el ritmo y desarrollarte en ese sentido, te aseguro que es un gesto que tu pareja apreciará. He tocado junto a muchos colegas músicos a lo largo de mi vida y puedo asegurarte que quienes se animan a bailar y lo disfrutan, tocan con un mejor feelin que los que no.

3. ¡Olvida el metrónomo! Al menos por un momento. Si sabes de teoría musical, creerás también que dominar el metrónomo es dominar el ritmo. Pero hay gente que no sabe qué es un metrónomo, y sin embargo disfrutan tanto la música, que tocan con un beat matemáticamente perfecto.

En cierta ocasión metimos a nuestro estudio de grabación a un músico garífona llamado Popo Arriola (los garífonas son una comunidad de raíces africanas que habita en la costa de Honduras, en Centroamérica, creadores del ritmo llamado punta) El caso es que pedimos a nuestro amigo Popo que grabara unos tambores garífonas sobre el metrónomo de nuestra computadora. Sonó el click y Popo comenzó a tocar mientras nosotros babeábamos escuchando tan increíble interpretación. Era imposible escuchar el click del metrónomo, ya que las certeras manos de Popo percutían con una perfección matemática y a la vez increíblemente emotiva.

Pero lo sorprendente fue que tras un fallo de nuestras bocinas el click dejo de sonar por aproximadamente 15 o 20 segundos. Cuando intenté parar la computadora Popo gruñó algo como: "No Tato, dejála Tato..." (Me decía Tato en lugar de Chato) Luego de un instante el click sonó de nuevo... ¡Y Popo coincidía exactamente con él! Creo que retrocedí la grabación unas 50 veces ese día. No podía creer que alguien sin aparente preparación musical dominara el tiempo de una forma tan perfecta y a la vez tan humana... ¿La clave? Popo vive su música, es su música y es feliz mientras la interpreta. No existe mejor metrónomo que ese.

Te invito a que vivas el ritmo más allá de los metrónomos, los compases y los valores de las notas. Como lo he dicho antes y no me cansaré de hacerlo, ¡disfrútalo! Más adelante hablaremos sobre cómo escoger el mejor ritmo para tus composiciones o interpretaciones.

¡Que la teoría no te limite!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Llore cuando lo leí de verdad me ayudo mucho

Unknown dijo...

Muy interesante la verdad!! Veras... Yo cuando cojo mi violin y me tararean algo suelo tocarlo al momento... Suelo coger cualquier instrumento de cuerda y sacar canciones, aun siendo la primera vez que toco ese instrumento... Llevo el ritmo en las canciones que oigo pero mi problema es llevarlo cuando toco me concentro muchisimo en el sonido... Y se me va... Que podría hacer para mejorar mi ritmo? Envidianle Popo... Jajaja un abrazo amantes de la música!
P.D.: Aqui os dejo mi última audición no es la gran cosa, pero disfruté como un crío jejeje

http://www.youtube.com/watch?v=MagdvXt5h0g